Las compañías eléctricas también flexibilizan el pago de sus recibos por el coronavirus

Índice
  1. Moratorias en los cobros
  2. Opción de rebajar la potencia contratada
  3. Medidas disponibles para particulares
poste eléctrico

A pesar de que el estado de alarma impide que las grandes compañías proveedoras de luz y gas corten estos suministros básicos para familias y empresas, éstas han dado un paso más y han ofrecido flexibilidad y moratorias en el pago de sus recibos a las pymes y autónomos que atraviesan una situación económica difícil por la crisis causada por el coronavirus.

También, indican en sus páginas web que sus clientes tienen la posibilidad de rebajar la potencia que tienen contratada, así como de recibir asesoramiento para ayudarles adaptar su tarifa a sus nuevos hábitos de consumo en la situación actual.

Esta no es la única medida que se ha tomado últimamente para ayudar a todas las personas que se encuentran en una situación económica desfavorable debido al coronavirus. Hace solo unos días, el Gobierno aprobó una moratoria en el pago de las hipotecas (en el siguiente artículo te contamos quiénes pueden beneficiarse de la moratoria de las hipotecas por el coronavirus y cómo). Por, otro lado, algunas de las grandes promotoras han retrasado el cobro de las dos próximas mensualidades a sus clientes.

Moratorias en los cobros

Las grandes compañías eléctricas (Iberdrola, Endesa, Naturgy y EDP) a través de su patronal, Aelec, están ofreciendo planes de ayuda para facilitar el pago de las facturas de luz, gas y otros servicios energéticos. En general, las medidas que ofrecen desde Aelec a sus cerca de 25.000 clientes son el aplazamiento del pago a la segunda mitad del año sin intereses.

Por ejemplo, en la web de Iberdrola indican que esta medida “permitirá la flexibilización de los pagos, mediante el fraccionamiento de las facturas hasta en 12 meses y sin coste, a todos los clientes con dificultades de pago que lo soliciten”.

Las moratorias de las compañías de suministros permiten fraccionar los pagos hasta en doce meses sin intereses a quienes lo soliciten.

Y en la de Naturgy se dice que la compañía “aplazará las facturas de luz y gas de pymes, micropymes, autónomos o pequeños negocios que se acojan al nuevo plan de ayuda y que éstas podrán ser abonadas en la segunda parte del año. Naturgy se hará cargo del coste de estas facturas durante estos meses, financiando a sus clientes durante seis meses sin intereses, y permitiendo así flexibilidad en el pago de la energía”.

Conviene recordar que Endesa tiene unos 11 millones de clientes, Iberdrola más de diez millones, Naturgy 4,5 millones y EDP más de un millón. Pero hay cerca de un 10% del mercado español que recibe el suministro de pequeñas comercializadoras que pueden tener menos flexibilidad a la hora de ofrecer aplazamientos en los pagos.

Opción de rebajar la potencia contratada

Una segunda medida que puede tener una importancia clave en estos momentos en los que las pequeñas empresas y comercios tienen echado el cierre es la opción de rebajar la potencia contratada.

El importe fijo de la factura supera el 30%, y se paga aunque no se consuma nada.

Este segunda alternativa es también importante, porque el importe fijo de la factura supera el 30% del total y depende de la potencia contratada. Además, esta cantidad debe abonarse aunque no se consuma nada. Algo que también ocurre con los impuestos, que se abonan sobre unos mínimos, aunque no haya habido consumo. Hasta la llegada del Covid-19, la normativa solo permitía realizar un cambio  de la potencia contratada al año.

Los planes de las compañías incluyen un plan de contingencia con diferentes actuaciones, entre las que se cuentan reforzar sus canales digitales y telefónicos para asegurar el servicio de atención y asesoramiento a sus clientes.

Medidas disponibles para particulares

Recordamos que el bono social para la factura de la electricidad y el gas sigue vigente ( más información). La diferencia es que, debido al impacto de la crisis sanitaria, puede que alguna familia ahora sí pueda beneficiarse de este bono al cumplir con los requisitos. Recordamos que el estado de alarma impide que las compañías puedan cortar los suministros básicos de luz y gas para familias.

El estado de alarma impide que se puedan cortar los suministros básicos de luz y gas para familias

Además, los beneficiarios del bono social tienen más tiempo para abonar las facturas impagadas (cuatro meses desde la primera notificación de impago, frente al plazo general de dos meses).

En general, las condiciones para obtener el bono social exigen:
  • Que el suministro sea de la vivienda habitual, tener una potencia contratada inferior a los 10 kw y estar acogido a la tarifa regulada o Precio Voluntario del Pequeño Consumidor (PVPC).
  • Ser consumidor vulnerable (25% de descuento), vulnerable severo (40% de descuento) o consumidor en riesgo de exclusión social.
  1. Eres consumidor vulnerable si sois familia numerosa, todos sois pensionistas con la pensión mínima o los ingresos son inferiores a 11.279 euros si no hay menores, 15.039 euros si hay un menor o 18.799 si hay dos menores.
  2. Eres consumidor vulnerable severo si sois familia numerosa con menos de 15.039 euros de renta anual, las pensiones mínimas generan una renta inferior a 7.520 euros o la renta anual es igual o inferior al 505 de los umbrales establecidos para ser considerado consumidor vulnerable.
  3. Eres consumidor en riesgo de exclusión si sois vulnerable severo y os atienden los servicios sociales de una Administración Pública (autonómica o local) que financian al menos el 50% del importe de su factura a PVPC.
En todos los casos los límites se aumentan en 0,5 puntos IPREM (3.760 euros más) si:
  • El consumidor o alguno de los miembros de la unidad familiar tenga discapacidad reconocida igual o superior al 33%.
  • El consumidor o alguno de los miembros de la unidad familiar acredite la situación de violencia de género.
  • El consumidor o alguno de los miembros de la unidad familiar tenga la condición de víctima de terrorismo.
  • El consumidor o alguno de los miembros de la unidad familiar se encuentre en situación de dependencia reconocida de grado II o III.
  • El consumidor acredite que la unidad familiar está integrada por un único progenitor y, al menos, un menor (familias monoparentales).

    Los visados de obra nueva logran el mejor registro desde 2009 pero anuncian una ralentización
    Artículo anterior
    El precio de la vivienda bajó un punto en el cuarto trimestre de 2019
    Artículo siguiente

    Artículos relacionados

    edificio en construccion

    El retraso en la concesión de licencias de obra nueva encarece la vivienda 13.000 euros

    El retraso que sufre la concesión de licencias de obra nueva hace que la vivienda se incremente de media 13.000 euros, según un informe de A...
    14 May.
    edificio en construcción

    Esto es lo que podría caer el precio de la vivienda tras el Coronavirus

    ¿Qué ocurrirá con el mercado inmobiliario español tras el Coronavirus? Todo apunta a una caída más o menos pronunciada del precio de la vivienda,...
    8 Abr.
    nueva promoción obra nueva el cañaveral habitat inmobiliaria

    Habitat Inmobiliaria construirá 100 viviendas más en Madrid

    Habitat Inmobiliaria aumenta su presencia en Madrid con la construcción de 100 viviendas en una nueva promoción en El Cañaveral, donde tiene...
    27 Marz.