Los compradores aprueban por primera vez la reputación de las promotoras

Índice
  1. Los cinco atributos de la reputación analizados
  2. Primer aprobado en tres años
  3. La dificultad de encontrar vivienda y la edad, cuentan
Los compradores aprueban por primera vez la reputación de las promotoras

La reputación de las empresas promotoras mejora cada año y por primera vez cuenta con el aprobado de las personas que buscan una vivienda. Son las principales conclusiones del informe realizado por el Salón Inmobiliario Internacional de Madrid (SIMA) e Inmobiliarios Solidarios.

El estudio, titulado “La reputación de las empresas promotoras”, cumple este año su tercera edición y confirma que las promotoras son vistas cada vez con mejores ojos por parte de sus potenciales clientes (ver el informe completo). No obstante, y de acuerdo con los resultados de este informe, las empresas del sector tienen aún mucho camino por recorrer antes de contar con la total aprobación de los compradores de vivienda, algunos de los cuales aún tienen ciertos temores. “La reputación sigue mejorando, aunque lentamente”, ha explicado hoy Eloy Bohúa, director general de Planner Exhibitions.

Los cinco atributos de la reputación analizados

El informe, realizado a partir de 792 encuestas presenciales y online hechas a visitantes no profesionales mayores de 25 años que acudieron a la última edición del SIMA, analiza la reputación de las promotoras en base a cinco atributos:
  1. Confianza: ¿son empresas en las que se puede confiar?
  2. Transparencia: ¿explican a sus clientes lo bueno y lo malo del producto ofertado, sin ocultar detalles de importancia?
  3. Honestidad: ¿cumplen los compromisos adquiridos con sus clientes y si se producen incidencias, las asumen y resuelven
  4. Responsabilidad: ¿son empresas respetuosas con la sociedad, sus trabajadores y el medio ambiente; participan de acciones solidarias?
  5. Profesionalidad: ¿son profesionales que conocen el servicio que prestan y que saben hacerlo correctamente?

Primer aprobado en tres años

Sin duda alguna, el aspecto más destacado de este informe que comenzó a realizarse en 2017 es que, por vez primera, el Indicador Global de Reputación de las empresas promotoras logra un aprobado. Así, los encuestados en 2019 han otorgado a las promotoras una valoración media de 5 puntos sobre diez, frente a los 4,8 y 4,6 de las dos ediciones anteriores. Esta lenta pero continua evolución en la mejora de la reputación tiene una lectura positiva: parece confirmar que la nueva realidad del negocio promotor (más profesional y preparado que el de hace algunos años) comienza a calar entre los demandantes de una vivienda.

Analizando los resultados de cada uno de los cinco atributos reputacionales, todos ellos han mejorado su valoración con respecto al pasado año. Sin embargo, no todo son buenas noticias, ya que solo dos han conseguido el aprobado por parte del público: Confianza (5 puntos) y Profesionalidad (6,1 puntos).

gráfico indicadores reputación promotoras inmobiliarias


La llamada Balanza Reputacional (diferencia entre el porcentaje de opiniones favorables y desfavorables) es otro de los aspectos analizados en el informe “La reputación de las empresas promotoras”. Nuevamente, esta variable logra por primera vez en la serie histórica del estudio un valor positivo: 2,4 puntos porcentuales que contrastan con las cifras negativas de 2018 y 2017 (-4,1 y -8,6, respectivamente). Por atributos, únicamente Confianza y Profesionalidad presentan una Balanza Reputacional positiva (5 y 40 puntos).

gráfico balanza reputacional empresas promotoras


La dificultad de encontrar vivienda y la edad, cuentan

Por último, el informe también subraya el importante impacto que tienen dos variables, la dificultad de encontrar una vivienda y la edad de sus demandantes, en la valoración de la reputación de las empresas del sector inmobiliario.

Así, la insatisfacción creada por no encontrar la vivienda buscada -al margen de las causas que lo motiven- parece determinante a la hora de generar una opinión más negativa: los encuestados que no encontraron el inmueble deseado en el pasado SIMA valoraron la reputación hasta un punto por debajo de quienes sí lo consiguieron (4,2 frente a 5,2). La misma tendencia se confirma en cada uno de los cinco atributos analizados.

Ocurre lo mismo con la edad: las opiniones más críticas se concentran en los dos grupos de demandantes más jóvenes (25-35 y 36-45 años), cuya valoración media es de tres y seis décimas inferior a la de la muestra global (cinco puntos en una escala de diez). Por el contrario, los demandantes más longevos (46-60 y más de 60 años) son los que tienen una percepción más favorable: tres y ocho décimas más, respectivamente, que la media del informe.

La conclusión de este informe es clara: las promotoras mejoran cada día su reputación, que ya es calificada como suficiente por las personas que buscan un nuevo inmueble. No obstante, estos potenciales clientes solo dan su visto bueno a la confianza y profesionalidad de estas empresas, que, sin embargo, todavía no son consideradas suficientemente transparentes, honestas y responsables. Este espíritu crítico se acentúa entre el público más joven o que no fue capaz de encontrar un inmueble en el pasado SIMA.

¿Crisis o estabilización del mercado? Los promotores y expertos inmobiliarios responden
Artículo anterior
¿Hacia dónde va la vivienda del futuro?
Artículo siguiente

Artículos relacionados

¿Hacia dónde va la vivienda del futuro?
¿Cómo será la vivienda en los próximos años? ¿Cuáles serán las siguientes tecnologías que llegarán al mercado inmobiliario? HOUSAGE ha pregu...
2 Dec
¿Crisis o estabilización del mercado? Los promotores y expertos inmobiliarios responden
¿Se encuentra el mercado inmobiliario entrando en una nueva crisis o simplemente se trata de una estabilización? HOUSAGE habla con los promo...
21 Nov