Ventajas y desventajas de vivir en un piso bajo con jardín

Índice
  1. Ventajas de vivir en un piso bajo con jardín
    1. Más vida al aire libre
    2. Mejor accesibilidad
    3. Más autonomía
    4. Espacio extra para las mascotas
    5. Mejor reventa en el mercado de segunda mano
  2. Desventajas de vivir en un piso bajo con jardín
    1. Mayor inseguridad
    2. Menor privacidad
    3. Más oscuros y sucios
    4. Más ruidos de la calle y de los vecinos
    5. Límites en su uso
    6. Mas caros
bajo con jardín de un edificio
¿Cuál es la mejor planta para vivir en un edificio de obra nueva? En los edificios, la altura de la vivienda condiciona su precio: a mayor altura, el precio de la casa se incrementa (siempre y cuando el edificio disponga de ascensor, claro). Por esta razón, los áticos son más caros que el resto de las viviendas, aunque también los más demandados. Frente a la intimidad, luminosidad, tranquilidad y buenas vistas que tienen las casas de plantas altas, ¿qué ofrece un piso bajo con jardín? Estos inmuebles tienen sus ventajas y sus desventajas, por lo que la elección dependerá de si este tipo de vivienda se ajusta a tu estilo de vida o no.

Ventajas de vivir en un piso bajo con jardín

Si el ático es la estrella de los edificios, el bajo con jardín ocupa el segundo lugar en las preferencias de los compradores. Disponer de un jardín propio dentro de la ciudad es un aliciente para familias con niños, familias con mascotas e incluso personas de la tercera edad, ya que no tienen que subir escaleras para acceder a su vivienda.

Estas son las principales ventajas de vivir en un piso bajo con jardín:

Más vida al aire libre

Muchos compradores eligen un bajo con jardín para que los niños tengan un espacio seguro y tranquilo donde jugar. Pero sin duda, el gran atractivo de este tipo de propiedad es que el jardín permite hacer una vida más enfocada al exterior: puedes comer al aire libre cuando hace buen tiempo, cultivar plantas, hacer barbacoas (si lo permite la comunidad) y hasta plantar tus propias hortalizas.
  

Mejor accesibilidad

La accesibilidad es más apreciada por las personas que tienen problemas de movilidad: al no tener escaleras, un piso bajo es más accesible. Por la misma razón, las personas mayores que tienen más dificultades para subir escaleras se encuentran más cómodas en las plantas bajas.
  

Más autonomía

Probablemente, hasta ahora no has pensado las ventajas que tiene no tener que depender del ascensor para acceder a tu casa. Pero seguro que cuando el ascensor está estropeado y los vecinos que viven en las plantas superiores tienen que subir por la escalera, valoras la autonomía que tiene tu vivienda al prescindir del ascensor. Además, te ahorras el tiempo de espera cada vez que quieras salir a la calle.

Espacio extra para las mascotas

Los propietarios de mascotas son otro de los grupos de compradores de obra nueva que más codicia un bajo con jardín. La razón es obvia: el espacio exterior extra permite que los animales pueden moverse con absoluta libertad, sin tener que estar encerrados entre las cuatro paredes de una vivienda.

Mejor reventa en el mercado de segunda mano

El hecho de que los bajos con jardín sean, junto con los áticos, los inmuebles más valorados de las promociones hacen que también sean muy deseados en el mercado de segunda mano. Eso también se refleja en una mayor revalorización, puesto que su oferta es mucho más reducida en comparación con las viviendas normales.

Desventajas de vivir en un piso bajo con jardín

Pero como ocurre con todas las facetas de esta vida, habitar en una inmueble de estas características también tiene una serie de inconvenientes que debes valorar antes de comprar uno de ellos.


A modo de resumen, las principales desventajas de vivir en un bajo con jardín son las siguientes:

Mayor inseguridad

Vivir a pie de la calle se convierte en una desventaja cuando se valora la seguridad, ya que estas viviendas generalmente son también más accesibles para los ladrones. Para evitar robos se aumentan las medidas de seguridad como poner barrotes en las ventanas, algo que puede resultar incómodo para muchos personas que se sienten encerradas en su propia casa. Sin duda, este es uno de los mayores inconvenientes de vivir en un piso bajo.
 

Menor privacidad

Otra de las peculiaridades que más condiciona la elección de estos pisos es la falta de intimidad. En muchas ocasiones, al abrir las cortinas y ventanas para recibir la luz del exterior, los transeúntes pueden ver el interior de nuestra casa. Por otro lado, cualquier vecino de los pisos superiores puede ver lo que ocurre en el jardín de nuestra casa.

Más oscuros y sucios

Depende de su ubicación, pero los bajos pueden ser más sombríos que otros pisos ubicados en plantas superiores. Por otro lado, tener encima del jardín las ventanas y terrazas del resto de las viviendas es un problema añadido, porque con cierta frecuencia pueden caer colillas de cigarrillos, papeles y otro tipo de basura a nuestro jardín.

Más ruidos de la calle y de los vecinos

Sin duda alguna, los ruidos de la calle se oyen más en el bajo que en el ático. No obstante, estos ruidos dependerán mucho de la ubicación de la vivienda.

Si está orientada hacia una calle con mucho tráfico, el ruido de los coches y la gente puede acabar convirtiéndose en un verdadero problema para dormir por las noches y disfrutar de una vida tranquila. Sin embargo, si el bajo con jardín está orientado hacia el interior de una comunidad, entonces oirás más los ruidos de los vecinos que pasan por las zonas comunes. Dependiendo de la tranquilidad de la urbanización, esto puede ser un problema o no.

Límites en su uso

Si el jardín de los pisos bajos se considera un elemento común de uso privativo, el propietario de la casa se tiene que encargar de su cuidado. Sin embargo, no tendrás plena libertad para instalar pérgolas, barbacoas u otros elementos en el jardín. Será necesario pedir permiso a la comunidad de propietarios y solo se podrán instalar los elementos permitidos por las ordenanzas municipales.

Mas caros

Pese a aparecer en último lugar, este es uno de los inconvenientes que más frenan a la hora de comprar un bajo: su precio es considerablemente más caro que otros inmuebles con las mismas características (metros, número de habitaciones, etc.) pero sin jardín. Dependiendo de las preferencias de cada uno, este sobrecoste merece o no la pena.

Ahora ya sabes cuáles son los pros y contras que tiene un bajo con jardín. No obstante, la elección dependerá de tus necesidades, situación personal y familiar y, sobre todo, del precio.
Cómo funciona el servicio postventa de las promotoras inmobiliarias
Artículo anterior
Entrega de obra nueva: ¿necesitas que te acompañe un arquitecto o técnico?
Artículo siguiente

Artículos relacionados

ático

Ventajas y desventajas de vivir en un ático

Los áticos son las viviendas más demandadas de los edificios. Pero no solo tienen ventajas, también inconvenientes. Te contamos cuáles son.
19 May.
pareja estrenando piso obra nueva

¿Es mejor comprar un piso de obra nueva sobre plano o ya construido?

Te contamos todas las ventajas y desventajas que tiene comprar un piso de obra nueva sobre plano o una vez ya construido.
18 May.
pareja en una vivienda nueva

Entrega de obra nueva: ¿necesitas que te acompañe un arquitecto o técnico?

¿Necesitas un arquitecto o técnico en el momento de la entrega de tu piso de obra nueva? Estas son las cosas que debes supervisar ...
13 May.