Cómo calcular la potencia eléctrica necesaria para tu vivienda

04.11.2020 21:43
calcular potencia eléctrica

Una tarea complicada cuando estrenas casa es calcular la potencia eléctrica que necesitas para vivir sin cortes de luz, pero tampoco malgastando tu dinero. Esta potencia eléctrica condiciona el número de electrodomésticos que puedes tener operando al mismo tiempo, por lo que es muy importante determinar bien cuáles serán tus necesidades energéticas.

En líneas generales, puede decirse que la potencia eléctrica a contratar depende del tamaño de la casa, las personas que viven en ella y los electrodomésticos o instalaciones (calefacción eléctrica, aire acondicionado, etc.) que tienes pensado utilizar (sobre todo simultáneamente). Así pues, la clave está en sumar el gasto de todos los aparatos eléctricos y en función del resultado contratar la potencia necesaria.

Si te equivocas y contratas menos potencia eléctrica de la necesaria, los plomos (Interruptor de Control de Potencia ó ICP) saltarán muy a menudo y sufrirás cortes frecuentes de luz. Por el contrario, si contratas más potencia de la necesaria pagarás más dinero todos los meses sin necesidad.

    La cuestión es que cada aparato eléctrico tiene una potencia distinta. Asimismo, hay que estimar cuántos de ellos necesitarás que operen al mismo tiempo para calcular la potencia eléctrica necesaria en una vivienda. Por lo general, la potencia media en España es de 4,81 kw.

    Calcular la potencia eléctrica: consumo aproximado de algunos electrodomésticos

    Para calcular con precisión la potencia eléctrica que necesitas, es importante que conozcas el consumo aproximado de los electrodomésticos e instalaciones habituales de una casa.

    La calefacción eléctrica es uno de los aparatos que más tira de la luz, por lo que si dispones de ella necesitas entre 1.000 y 2.000 W de potencia. No obstante, si cuentas con calefacción de bajo consumo, la potencia necesaria baja a 400-800 W. El horno, el lavavajillas y la lavadora son los electrodomésticos que más potencia necesitan, con 1.200–2.200 W, 2.200 W y 1.500 W, respectivamente. El microondas consume 1.000 W, mientras que un televisor, una tostadora o un frigorífico precisan unos 500 W. El secador de pelo y el aire acondicionado son otros de los aparatos más gastones de la casa.

     El horno, el lavavajillas y la lavadora son algunos de los electrodomésticos que más potencia necesitan.
    Otro aspecto importante que debes tener en cuenta al calcular la potencia eléctrica recomendada para tu vivienda es que no todos los aparatos consumen electricidad de la misma forma: mientras que unos tienen un consumo constante, otros provocan fuertes subidas, dando lugar a los famosos apagones. Por ejemplo, el secador de pelo, la lavadora cuando centrifuga, el horno cuando está a plena potencia…

    También influye mucho la etiqueta energética de los electrodomésticos, porque cuanto más eficientes son (más modernos), menor es su consumo. Algo parecido ocurre con la iluminación: cuanto más eficiente es (por ejemplo, luces LED), menos electricidad precisan.

    Potencia eléctrica recomendada por tamaño de la vivienda y residentes

    Aunque es importante que cada uno calcule de forma personalizada la electricidad que necesita, existen unos valores generales en función del tamaño de la vivienda y del número de ocupantes. Según la web Selectra, estas son las potencias eléctricas recomendadas para diferentes tipos de inmuebles:

    Tamaño Residentes Potencia eléctrica aprox.
     50-80 m2 1-2 personas
    3,45-4,6 kw
    90-110 m2  3-4 personas  4,6-5,75 kw
    100-130 m2  4-6 personas  5,75-6,9 kw 

    Aunque esta aproximación puede resultar útil, hay otras formas de calcular la potencia eléctrica necesaria. La más sensata en contratar a un electricista autorizado para que realice un análisis, aunque también se pueden utilizar calculadoras de potencia eléctrica online como la de Facua o incluso medir los kw de forma manual (este es el método menos recomendable).

    Encuentra tu vivienda de obra nueva en nuestro buscador

    Descubre en Housage.es una amplia selección de viviendas procedentes de promotores con descripciones detalladas, fotos, planos y datos de contacto del vendedor.

    Cómo cambiar la potencia eléctrica

    La potencia eléctrica contratada se puede cambiar, aunque generalmente si lo haces tendrás que mantener la nueva tarifa al menos 12 meses. Para ello, basta con que hables con tu compañía comercializadora de luz. Eso sí, tiene un coste adicional que deberás afrontar.

    No te pierdas: Cómo dar de alta los suministros de un piso nuevo.
    El coste de este cambio de potencia eléctrica contratada se abonará en la factura siguiente. Asimismo, conviene que sepas que si la instalación tiene más de 20 años es imprescindible solicitar previamente el boletín eléctrico de tu vivienda, un documento que acredita que tu instalación puede adaptarse al cambio. En Endesa, explican que para ello hay que contratar a un técnico autorizado y que su coste varía mucho, entre 50 y 200 euros, por lo que recomiendan pedir varios presupuestos.

    técnico en cuadro eléctrico de casa


    En cualquier caso, el cambio de potencia eléctrica se hace efectivo en unos 15 o 20 días hábiles, una vez se haya aceptado la solicitud por parte de la distribuidora. Así pues, si tras hacer un cálculo de la potencia eléctrica que necesitas decides hacer un cambio en tu tarifa, estos son los aspectos que debes tener en cuenta:

    • Aumentar la potencia eléctrica lleva asociados los derechos de extensión, que son de unos 17,37 euros por kW; los derechos de acceso, unos 19,40 euros por kW; y los derechos de enganche, 9,4 euros. Todos estos precios no incluyen IVA. Por regla general, son 41 euros por kW que aumentes.
    • Reducir la potencia solo conlleva derechos de enganche, que son esos 9,4 euros más IVA.

    Otros aspectos a valorar

    Cuando hablamos de contratar la potencia eléctrica para una vivienda de obra nueva, entendemos que la instalación será monofásica. Esto supone que se conduce la electricidad por una única corriente. Si tienes dudas, puedes consultar el boletín eléctrico de tu vivienda.

    En cualquier caso, la Tarifa 2.0 te ofrece una potencia normalizada que va desde los 3,45 a los 9,3 kW. Mientras, la tarifa 2.1 ofrece un rango desde los 10,35 a los 14,49 kW y la Tarifa 3.0 es para potencias superiores a los 15 kW. Potencia normalizada significa que son iguales para todas las compañías, tal y como se decidió en 2006.

    Desde el año 2018, la potencia eléctrica se puede contratar en múltiplos de 0,1 kW.
    Un último aspecto que debes conocer es que desde 2018 la potencia se puede contratar en múltiplos de 0,1 kW siempre y cuando esté por debajo de 15 kW, por lo que no es imprescindible acogerse a una de las tarifas normalizadas del párrafo anterior (si quieres ajustar más tu consumo).

    Como has podido ver, calcular la potencia eléctrica de tu vivienda no es complicado. Lo mejor es dejarlo en manos de un experto, aunque siempre puedes hacer una estimación tú mismo según el tamaño de la vivienda, el número de personas que viven en ella y los electrodomésticos que tienes previsto utilizar.

    7 consejos para preparar tu casa de cara al otoño
    Artículo anterior

    Artículos relacionados

    7 consejos para preparar tu casa de cara al otoño

    7 consejos para preparar tu casa de cara al otoño

    Te contamos cómo tienes que preparar la casa para la llegada del otoño y conseguir un hogar cálido y acogedor para disfrutar de esta estación...
    8 Oct.
    ¿Qué estación del año es mejor para mudarse de casa?

    ¿Qué estación del año es mejor para mudarse de casa?

    La mejor estación del año para mudarse de casa es el verano, según apuntan los expertos. Te contamos las razones que lo confirman. &nbs...
    7 Sept.
    Cómo hacer de tu vivienda una oficina perfecta

    Cómo hacer de tu vivienda una oficina perfecta

    Aquí tienes varias recomendaciones para que tu casa se convierta en el lugar perfecto de trabajo, tanto si cuenta con un despacho independie...
    4 Sept.