Casos en los que se puede desgravar la hipoteca en 2021

Artículos por ciudades
27.04.2021 20:35
desgravar hipoteca
¿Es posible desgravar la hipoteca? Es la pregunta que se hacen cada año muchos propietarios cuando llega el momento de hacer la declaración de la renta. Básicamente, depende de cuándo se haya comprado la vivienda y de si es la residencia habitual (esta bonificación no es válida para las segundas viviendas o las destinadas al alquiler).

Tal y como aclara la Agencia Tributaria en su página web, desde el 1 de enero de 2013 no está vigente la deducción por inversión en vivienda habitual. Por lo tanto, solo pueden desgravar la hipoteca de su vivienda habitual los siguientes contribuyentes:
  • Las personas que compraron su vivienda o abonaron cantidades para su construcción antes del 1 de enero de 2013.
  • Los contribuyentes que abonaron cantidades con anterioridad al 1 de enero de 2013 por obras de rehabilitación o ampliación de su vivienda habitual (siempre que las citadas obras estuvieran terminadas antes del 1 de enero de 2017).
  • Las personas que hubieran satisfecho cantidades para la realización de obras e instalaciones de adecuación de la vivienda habitual de las personas con discapacidad con anterioridad al 1 de enero de 2013 (siempre y cuando las citadas obras o instalaciones estuvieran concluidas antes del 1 de enero de 2017).
Hacienda añade que “para poder aplicar el régimen transitorio de deducción se exige que los contribu­yentes hayan aplicado la deducción por dicha vivienda en 2012 o en años anteriores, salvo que no la hayan podido aplicar todavía porque el importe invertido en la misma no haya superado el importe exento por reinversión o las bases efectivas de deducción de viviendas anteriores”.

En este punto, también es conveniente conocer el significado de los conceptos de adquisición y rehabilitación de vivienda habitual en los que hace hincapié la Agencia Tributaria:
  • Adquisición de vivienda habitual: se entiende como tal, “a efectos de la deducción, la adquisición en sentido jurídico del derecho de propiedad o pleno dominio de la misma, aunque éste sea compartido, siendo indiferente el negocio jurídico que la origine”.
  • Rehabilitación de vivienda: “a efectos de esta modalidad de deducción, se considera rehabilitación de vivienda habitual las obras realizadas en la misma que cumplan cualquiera de los siguientes requisitos: que las obras hayan sido calificadas o declaradas como actuación protegida en materia de rehabilitación de viviendas, en los términos previstos reglamentariamente; y que las obras tengan por objeto la reconstrucción de la vivienda mediante la consolidación y el tratamiento de las estructuras, fachadas o cubiertas y otras análogas, siempre que el coste global de las operaciones de rehabilitación exceda de los límites establecidos en el Reglamento del Impuesto”.
Asimismo, es recomendable que tengas claros los casos en los que se considera que una vivienda es habitual. Se entiende como tal aquella en la que el propietario reside durante un plazo continuado de al menos tres años. Esta limitación no se aplica si se produce un cambio de domicilio por separación o traslado laboral. Por ejemplo, las parejas divorciadas pueden seguir desgravándose la vivienda familiar aunque no vivan ahí. También es considerada vivienda habitual aquella en la que el contribuyente resida durante un plazo de doce meses desde su compra o el término de las obras.

Recuerda también que la desgravación de la hipoteca de una vivienda habitual solo es aplicable para bienes inmuebles. Si tu casa es un bien mueble, por ejemplo un mobil-home, no podrás solicitarla.

Comunidades donde todavía desgrava la hipoteca

Como puedes ver, la ley es clara al respecto: solo pueden desgravar las hipotecas anteriores a 2013. Eso sí, existen dos excepciones en el País Vasco y la Comunidad Foral de Navarra.

Actualmente, el País Vasco es la única comunidad autónoma donde sigue vigente la desgravación de la hipoteca en la declaración del IRPF independientemente de su fecha de compra. Según explica HelpMyCash, Vizcaya ofrece una deducción de hasta el 18% para una desgravación máxima de 1.955 euros. Guipúzcoa y Álava ofrecen el mismo porcentaje deducible, aunque en este caso con unas cantidades máximas desgravables de 1.530 euros (2.160 euros si se compró la casa antes del 1 de enero de 2012) y 2.300 euros, respectivamente.

Por su parte, Navarra ya no ofrece esta bonificación, pero permite que se desgraven la hipoteca de su vivienda habitual aquellos propietarios que la adquirieron con anterioridad al 1 de enero de 2018: pueden practicar una desgravación de hasta el 15% sobre una base máxima de 7.000 euros.

¿Cuánto desgrava la hipoteca?

Ya sabemos qué personas pueden beneficiarse de esta deducción, pero ¿cuánto desgrava la hipoteca? Por si no lo tienes muy claro, en primer lugar es importante que sepas en qué consiste exactamente la acción de desgravar: es reducir la cuantía de tus ingresos, es decir, la base imponible, sobre la que se aplican los impuestos en la declaración de la renta. Esto quiere decir que si has tenido unos ingresos durante el año de 35.000 €, al aplicar las desgravaciones esta cantidad se reduce, por lo que el porcentaje a pagar se aplicará sobre una cantidad menor (una base imponible más baja).

Volviendo a la pregunta inicial de cuánto desgrava la hipoteca, la base máxima es de 9.040 euros por contribuyente y ejercicio, importe sobre el que se puede desgravar hasta un 15% (un 7,5% en el tramo estatal y un 7,5% más en el autonómico -aunque este último puede variar-). En total, lo máximo que se puede desgravar de una hipoteca es 1.356 euros.

No obstante, aquí hay un pequeño truco: si la hipoteca cuenta con dos titulares y cada uno hace la declaración de la renta de forma separada (no conjunta), este importe se duplica. En este caso, entre los dos se podrán deducir hasta 2.712 euros (el 15% de 18.080 euros).

Casos en los que se puede desgravar la hipoteca en 2021

Lógicamente, esta deducción solo puede aplicarse sobre hipotecas destinadas a la compra de una vivienda. Si contrataste un préstamo por un importe superior (para cubrir otros gastos al margen de la compra de la casa), la deducción solo afectará al importe destinado a la adquisición de la vivienda.

Eso sí, en esta base máxima deducible de 9.040 euros anuales -o el doble- se pueden incluir, además de la hipoteca (capital e intereses), los gastos derivados de dicha financiación y de sus productos asociados (seguros de vida, hogar, etc.), los gastos y tributos originados por la adquisición que hayan corrido a cargo del adquirente e incluso los costes derivados de la modificación o cancelación del crédito (subrogaciones, etc.).

Como ves, amortizar la hipoteca desgrava, siempre y cuando no hayas alcanzado antes ese límite máximo de 9.040 euros. Por este motivo, desde el punto de vista de la bonificación fiscal es recomendable aportar solo el capital suficiente para alcanzar ese límite (no obstante, si haces una amortización de hipoteca mayor estarás ahorrando intereses en tu hipoteca). 

¿Qué hipotecas posteriores a 2013 sí desgravan?

Pese a lo dicho anteriormente, hay una serie de hipotecas firmadas a partir de 2013 que sí desgravan en la declaración de la renta.

¿Cuáles son? Se trata de aquellos préstamos antiguos que disfrutaban de esa deducción y  que han sido modificados con el paso del tiempo. Hablamos de subrogaciones o de nuevas hipotecas firmadas para cancelar la original.

En estos casos, Hacienda sí permite seguir beneficiándose de la rebaja fiscal del préstamo original. No obstante, existe un límite: si se amplía el capital al modificar la hipoteca, ese importe adicional no se puede deducir en la declaración de la renta.

Esperamos que tras leer este artículo tengas mucho más claro cómo funciona la desgravación de una hipoteca y en qué casos puede realizarse.

IAJD. Impuesto de Actos Jurídicos Documentados: qué es y quién lo paga
Artículo anterior
El IVA de la vivienda nueva: lo que tienes que pagar según la propiedad que compres
Artículo siguiente

Comentarios

Inicia sesión para escribir un comentario

Artículos relacionados

Desgravar los gastos de la compra de una vivienda

Desgravar los gastos de la compra de una vivienda

¿Se puede desgravar en la compra de una vivienda? Aunque actualmente no, te contamos en qué casos sí es posible hacerlo.
20 May.
¿Cómo funciona la exención por reinversión en vivienda habitual?

¿Cómo funciona la exención por reinversión en vivienda habitual?

La reinversión en vivienda habitual permite que no tributes por las ganancias obtenidas en la venta de tu casa. Eso sí, hay un un plazo para...
18 May.
El IVA de la vivienda nueva: lo que tienes que pagar según la propiedad que compres

El IVA de la vivienda nueva: lo que tienes que pagar según la propiedad que compres

El IVA de la vivienda nueva es una de las grandes preocupaciones de los compradores. Aquí tienes los diferentes tipos impositivos que deberá...
9 May.