Ley de Segunda Oportunidad: qué es y cómo funciona

Publicado el 28/12/2020 12:15; Actualizado el 11/02/2022 12:16
Ley de Segunda Oportunidad: qué es y cómo funciona
La ley de Segunda Oportunidad plantea la exoneración de la deuda a las personas particulares y autónomos que son deudoras de buena fe. 

La ley de Segunda Oportunidad (ley 25/2015) es un mecanismo que permite a una persona que no puede pagar sus deudas por motivos ajenos a su voluntad, llegar a acuerdos con sus acreedores para renegociar la deuda o incluso eliminarla. 

Esta ley está dirigida a personas particulares y autónomos que tienen una situación económica complicada y no pueden hacer frente a sus deudas. Con esta ley pueden reestructurar la deuda para pagarla más fácilmente durante un periodo más largo de tiempo e incluso puede quedar exonerada de forma parcial o total. 

¿Necesitas una hipoteca?

Gracias a nuestros colaboradores HIBO TECH SERVICES SL puedes ahorrar en tu hipoteca hasta 300 euros al mes y 40.000 en total.
¡No lo dudes y solicita ya tu hipoteca! ¡Ahorrarás mucho dinero!

¿Quién puede acogerse a la ley de Segunda Oportunidad?

A la ley de Segunda Oportunidad pueden acogerse las personas particulares, autónomos y familias que no pueden pagar sus deudas. En realidad, esta ley equipara a las personas físicas con las personas jurídicas a la hora de ofrecer un mecanismo que les permite solucionar una situación de insolvencia cuando está originada por factores ajenos a su voluntad, con la ventaja de que puede empezar de cero sin arrastrar deudas.  

Requisitos de la ley de Segunda Oportunidad

Para acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad hay que ser un deudor de buena fe para lo que hay que cumplir los siguientes requisitos:

  • No haber provocado de forma voluntaria o por dolo la situación de insolvencia.
  • Haber celebrado o intentado celebrar un acuerdo extrajudicial de pagos con los acreedores antes de iniciar el concurso.   
  • No haber sido condenado por delitos contra el patrimonio, el orden socioeconómico, falsedad documental contra la hacienda pública, la Seguridad Social o los derechos de los trabajadores en los diez años anteriores a la declaración de concurso.
  • No haber utilizado esta ley en los últimos diez años.
  • No rechazar una oferta de trabajo en los últimos 4 años. 
  • Aceptar ser incluido en el Registro Público Concursal. 
No dejes de leer ¿Qué soluciones tienes si no puedes acogerte a la moratoria por coronavirus ni pagar la hipoteca?

¿Necesitas una hipoteca?

Gracias a nuestros colaboradores HIBO TECH SERVICES SL puedes ahorrar en tu hipoteca hasta 300 euros al mes y 40.000 en total.
¡No lo dudes y solicita ya tu hipoteca! ¡Ahorrarás mucho dinero!

Cómo funciona la ley de Segunda Oportunidad

La clave de la ley de Segunda Oportunidad es alcanzar un acuerdo extrajudicial de pagos con la mayoría de tus acreedores. Para ello, un mediador concursal nombrado por un notario debe elaborar la propuesta de pago a los acreedores según la capacidad de pago del endeudado. 

El acuerdo extrajudicial de pagos consiste en reestructurar tu deuda en un plazo de cinco años como máximo, negociando quitas y retrasando los pagos. Para ello es necesario que contrates a un abogado especializado que te consiga un acuerdo realista y viable.  

El objetivo del acuerdo es lograr que el 60% o más de los acreedores acepte las condiciones con el fin de que puedas alcanzar quitas en la deuda de hasta el 25% del total y conseguir un plazo de cinco años para pagar el resto. Si consigues el acuerdo con el 75% tus acreedores podrás aumentar las quitas y aplazar los pagos hasta los diez años. Cuantos más acreedores acepten el acuerdo extrajudicial, más posibilidades de que lo acepten todos o de que el juez les obligue a aceptarlo en el procedimiento concursal posterior.

Si no hay acuerdo entre las partes, entra en juego el beneficio de exoneración del pasivo, por el que el juez de primera instancia, si el implicado es un particular, o el juez de lo mercantil, si es un empresario, dicta una resolución en la que se podría reconocer el perdón de estas deudas siempre que se trate de deudores de buena fe.  
 
Ten en cuenta que si la deuda que tienes supera los cinco millones de euros no podrás beneficiarte de la Ley de Segunda Oportunidad.

¿Cuánto tiempo tarda este procedimiento? 

Es difícil calcular el tiempo que tarda en realizarse todo el procedimiento porque depende de factores que no puedes controlar. Un plazo aproximado puede ser de 4 a 7 meses desde que tomas la decisión de acogerte al procedimiento de la segunda oportunidad hasta que se aprueba el acuerdo extrajudicial de pagos. 

Si fracasa este acuerdo y tienes que acogerte al beneficio de exoneración de pagos el plazo se amplía de 10 a 14 meses. 

En cualquier caso siempre habrá un proceso de vigilancia de cumplimiento del plan de pagos que durará hasta 5 años. 

¿Qué coste tiene el procedimiento de la ley de Segunda Oportunidad?

Como en el procedimiento intervienen diferentes profesionales, hay que calcular los honorarios de cada uno: 
  • Notarios y registradores: Los honorarios notariales están fijados por ley y dependen de si tienes bienes o no. 
  • Procuradores: Su precio está regulado por ley, son 300 euros. 
  • Abogados: Varía según el despacho, puede oscilar entre los 2.000 y 5.000 euros, dependiendo de los activos y deudas que tiene el deudor y de la complejidad del procedimiento. 
  • Mediadores concursales: Su tarifa también está regulada por ley.
Ley segunda oportunidad

¿Qué deudas puedes cancelar con la ley de Segunda Oportunidad?

La ley de Segunda Oportunidad permite desde julio de 2019 que los deudores puedan exonerarse de hasta un 70% de las deudas que tenían con la Administración Pública (Seguridad Social y Agencia Tributaria) con la posibilidad de poder fraccionar el resto de esta deuda en hasta cinco años.

Sin embargo, lo más habitual es que te quites las deudas por créditos hipotecarios, ordinarios y subordinados, a cambio de perder todos tus bienes. Para que nos entendamos, en el caso de desahucio de tu vivienda porque la entregas para saldar deudas, se perdonaría la diferencia entre lo que vale y la deuda hipotecaria. Te quitan la casa, pero no tendrías que seguir pagando la hipoteca.
Autor: Redacción de Housage
Swap de las hipotecas: ¿qué es?
Artículo anterior
Préstamos con garantía hipotecaria: qué son y qué precauciones debes tener al pedirlos
Artículo siguiente

Comentarios

Inicia sesión para escribir un comentario

Artículos relacionados

CIRBE: qué es y qué información almacena

CIRBE: qué es y qué información almacena

El CIRBE es un estamento donde se registran las deudas financieras de particulares y de empresas; una base de datos para la realización ...

1 Sept.
Pedir una hipoteca para una vivienda vacacional

Pedir una hipoteca para una vivienda vacacional

Pedir una hipoteca para una vivienda vacacional, o para una segunda vivienda, en cualquier caso, es más complicado que para una primera ...

29 Ag.
Hipoteca denegada. Todo lo que puedes hacer para obtenerla

Hipoteca denegada. Todo lo que puedes hacer para obtenerla

El proceso de obtener un préstamo hipotecario es largo y complicado. Uno de los momentos clave es la concesión o negación de la hipoteca...

28 Oct.