Plantas bajas a la venta

Plantas bajas a la venta en cada ciudad

Listado de plantas bajas

Ordenar según:
resultados: 1462
  • 156.89 m²
    Tamaño
  • 3
    Habitaciones
  • 2
    Baños
  • 108.25 m²
    Tamaño
  • 3
    Habitaciones
  • 2
    Baños
  • 105.25 m²
    Tamaño
  • 3
    Habitaciones
  • 2
    Baños
  • 105.05 m²
    Tamaño
  • 3
    Habitaciones
  • 2
    Baños
  • 85.41 m²
    Tamaño
  • 2
    Habitaciones
  • 2
    Baños
  • 60.65 m²
    Tamaño
  • 1
    Habitaciones
  • 1
    Baños
  • 85.86 m²
    Tamaño
  • 2
    Habitaciones
  • 2
    Baños
  • 147.4 m²
    Tamaño
  • 2
    Habitaciones
  • 2
    Baños
  • 130.6 m²
    Tamaño
  • 2
    Habitaciones
  • 2
    Baños
  • 155.4 m²
    Tamaño
  • 3
    Habitaciones
  • 2
    Baños
  • 94 m²
    Tamaño
  • 3
    Habitaciones
  • 2
    Baños
  • 75 m²
    Tamaño
  • 2
    Habitaciones
  • 2
    Baños

Las plantas bajas de algunas promociones se encuentran entre los inmuebles más codiciados por los compradores debido al privilegio que supone disfrutar de una zona exterior en una vivienda plurifamiliar.

No obstante, las plantas bajas de un edificio no siempre cuentan con un jardín, por lo que si estás buscando un piso de esta tipología es importante que tengas muy claro si dispone o no de zona exterior, ya que sus características y precio de mercado varían considerablemente.

Cómo es vivir en una planta baja

A la hora de hablar sobre cómo es vivir en una planta baja, nuevamente es importante distinguir entre los bajos con jardín y sin él. En el buscador de esta página puedes conocer toda la oferta de plantas bajas a la venta en el mercado de obra nueva.

Planta baja con jardín

Como ya hemos comentado anteriormente, los bajos con jardín son, junto a los áticos, las viviendas más deseadas de las promociones. Su principal atractivo es la existencia de un amplio espacio exterior que ofrece muchas posibilidades: comer y cenar al aire libre, hacer ejercicio y barbacoas, zona de juego para los niños o las mascotas, área chill out, etc.

planta baja con jardín

De hecho, vivir en una planta baja con jardín es lo más parecido a hacerlo en un chalet adosado. Por un lado, y como ocurre con estas viviendas unifamiliares, disfrutarás de un espacio exterior privado, pero por el otro también podrás beneficiarte de las ventajas de un piso: vivir rodeado de otras viviendas (la casa se enfría menos y está más protegida), disfrutar de una urbanización con zonas comunes, menos gastos de mantenimiento, posibilidad de hacer amistad con otros propietarios, etc.

Junto a la posibilidad de hacer más vida al aire libre, otro aspecto destacado de las plantas bajas es su buena accesibilidad, ya que no es necesario usar el ascensor para acceder a ellas. Por este motivo, estas viviendas también son idóneas para personas con algún problema de movilidad (ancianos, personas con discapacidad, etc.). Por el mismo motivo, los bajos resultan más cómodos que los pisos en planta en el día a día: llegar cargado con la compra, utilizar carritos de niños, bicicletas... La mudanza también suele ser más sencilla en el caso de las plantas bajas.

Finalmente, los bajos con jardín son también una de las mejores inversiones inmobiliarias. Su elevada demanda y reducida oferta hacen que, como los áticos, sean muy deseados en el mercado de segunda mano y de alquiler, por lo que su revalorización y precio de arrendamiento es mayor que el de otras viviendas.

Planta baja sin jardín

Las plantas bajas sin jardín son el otro tipo de inmueble disponible en el mercado de obra nueva. En este caso, sus características son similares a las de las viviendas ubicadas en otros pisos superiores, con la ventaja de que al estar a ras de suelo tienen un acceso mucho más cómodo (rasgo que comparten con los bajos con jardín).

planta baja casa

Nuevamente, estas viviendas son muy deseadas por personas con problemas de movilidad o que buscan un acceso cómodo, aunque en este caso su precio suele estar entre los más económicos de las promociones. Otro motivo importante para fijarse en ellas.

Consejos para comprar una planta baja

Si estás pensando comprar una planta baja, ya sea con zona exterior o sin ella, hay una serie de recomendaciones que pueden ayudarte:
  • Entorno. Al estar a nivel de calle, las plantas bajas son más sensibles a los ruidos exteriores, por lo que es importante que tengas en cuenta su entorno y ubicación (no es lo mismo que tus ventanas den al jardín de la comunidad que a una calle muy transitada). Revisa también los cerramientos, ya que serán los encargados de aislar buena parte del ruido exterior.
  • Orientación. Como ya te hemos contado en otras ocasiones, la orientación de cualquier vivienda es fundamental a la hora de aprovechar al máximo la luz natural y reducir la factura energética. En el caso de las plantas bajas con jardín, la orientación adquiere todavía un mayor protagonismo: verifica que es la ideal para aprovechar al máximo el espacio exterior de tu casa.
  • Seguridad. Comprueba que el acceso a la vivienda desde el exterior no es sencillo, y si es necesario refuerza las medidas de seguridad.
  • Privacidad. Verifica también la privacidad de la casa. Si está demasiado expuesta a miradas ajenas siempre puedes recurrir a plantas, toldos o muebles que hagan de barrera visual.
  • Normas de la comunidad. Los bajos con espacio exterior ofrecen un sinfín de posibilidades: instalar pérgolas, barbacoas, etc. No obstante, es importante que antes de comprar la casa revises las normas de la comunidad para ver si hay determinadas prohibiciones que choquen con tus planes de vivir en ella.