Casas modulares de madera y hormigón

Ordenar según:
resultados: 338
Material: Madera
39.050€
  • 1
    Plantas
  • 78 m²
    Superficie
  • 3
    Habitaciones
  • 1
    Baños
Material: Madera
37.750€
  • 1
    Plantas
  • 93 m²
    Superficie
  • 2
    Habitaciones
  • 1
    Baños
Material: Madera
64.000€
  • 1
    Plantas
  • 95 m²
    Superficie
  • 3
    Habitaciones
  • 2
    Baños
Material: Madera
43.700€
  • 1
    Plantas
  • 79 m²
    Superficie
  • 3
    Habitaciones
  • 2
    Baños
Material: Madera
46.000€
  • 1
    Plantas
  • 72 m²
    Superficie
  • 2
    Habitaciones
  • 1
    Baños
Material: Madera
53.000€
  • 1
    Plantas
  • 74 m²
    Superficie
  • 4
    Habitaciones
  • 2
    Baños
Material: Madera
67.000€
  • 1
    Plantas
  • 100 m²
    Superficie
  • 3
    Habitaciones
  • 2
    Baños
Material: Madera
64.900€
  • 1
    Plantas
  • 106 m²
    Superficie
  • 4
    Habitaciones
  • 2
    Baños
Material: Madera
42.000€
  • 1
    Plantas
  • 75 m²
    Superficie
  • 3
    Habitaciones
  • 1
    Baños
Material: Madera
59.000€
  • 2
    Plantas
  • 105 m²
    Superficie
  • 4
    Habitaciones
  • 2
    Baños
Material: Madera
66.000€
  • 1
    Plantas
  • 90 m²
    Superficie
  • 3
    Habitaciones
  • 2
    Baños
Material: Madera
46.900€
  • 1
    Plantas
  • 90 m²
    Superficie
  • 4
    Habitaciones
  • 1
    Baños

Casas modulares: qué son y qué tipos hay

Las casas modulares son un tipo de vivienda prefabricada que se caracteriza por construirse a partir de módulos que han sido creados con anterioridad en una fábrica. Una vez fabricados, estos módulos son trasladados a un terreno donde se ensamblan para crear la casa, tal y como se haría con las piezas de un Lego.

Aunque los conceptos casas prefabricadas y casas modulares son parecidos, no son exactamente lo mismo. En realidad, puede decirse que todas las casas modulares pueden incluirse entre las prefabricadas, pero no al revés. La razón es que, aunque todas estas viviendas se construyen de forma industrializada en una factoría, mientras que las modulares se crean siempre a partir de unos módulos, muchas prefabricadas suelen construirse en una o varias piezas que más tarde se unen y/o instalan sobre una parcela. Es el caso, por ejemplo, de los bungalows de los campings o de las casas prefabricadas móviles.

¿Qué son las casas modulares?

En realidad, las casas modulares son fruto del desarrollo y evolución de las primeras viviendas prefabricadas. En sus inicios, las prefabricadas eran pequeñas casas que se caracterizaban por su precio reducido y porque se podían instalar rápidamente.

casa modular de lujo
Foto: Jordygraph/Depositphotos

Su tamaño era reducido y su esperanza de vida no muy larga. Además, las posibilidades de reformarlas o modificarlas eran escasas y tampoco eran muy flexibles en su adaptabilidad, pues sus diseños eran estándar para reducir los costes. 
Sin embargo, con el paso de los años estas casas empezaron a apostar por la fabricación industrializada a partir de secciones o módulos, ya que este proceso permitía aumentar la producción y reducir costes.

En el caso concreto de las casas prefabricadas modulares, esta producción industrializada a través de módulos ensamblados posibilitó construir viviendas más grandes y adaptables a los gustos del consumidor. Además, hizo posible que también pudieran ampliarse posteriormente.
No te pierdas: Casas prefabricadas baratas, una buena alternativa para presupuestos ajustados.
A modo de resumen, puede decirse que actualmente las casas modulares representan un concepto más próximo a lo que se entiende como construcción industrializada, ya que sus paneles o piezas se construyen a distancia para ser posteriormente ensamblados sobre la parcela y dar forma a la vivienda. Junto al ahorro de costes y optimización del trabajo (no importan las inclemencias meteorológicas, etc.), esta industrialización hace posible que estas casas se finalicen mucho más rápidamente (en solo unos meses) que una de obra (alrededor de dos años).

El resultado son viviendas modulares que, gracias a su flexibilidad a la hora de construirse, pueden adaptarse a las exigencias más variadas de los compradores. De hecho, y contrariamente a lo que piensas algunas personas, existen auténticas casas modulares de lujo creadas por prestigiosos estudios de arquitectos y que superan el millón de euros.

panel casa modular

Hablando ya de las diferencias más destacadas entre las casas modulares y el resto de prefabricadas, las más importantes son su mayor flexibilidad tanto a la hora de construirse (viviendas de mayor o menor tamaño, con instalaciones y acabados más lujosos, etc.) como de personalizarse y ampliarse posteriormente, su mayor precio, su construcción algo más lenta y una estética más parecida a las casas construidas de forma tradicional.

Así pues, al crearse a partir de unos módulos que se adaptan, una casa modular es mucho más flexible en su personalización final que una prefabricada, que suele basarse en unos modelos más o menos estándar.
Las casas prefabricadas modulares son viviendas más económicas y rápidas de construir que una de obra tradicional, pero también ofrecen muchas opciones de personalización.
Aunque más adelante hablaremos de ello con más detalle, en el precio final de las casas prefabricadas modulares influyen varios aspectos, como el material utilizado en su fabricación (madera, hormigón o acero), el tamaño, las plantas o los acabados. Asimismo, y aunque no tenga que ver con la casa en sí, tampoco hay que olvidar el coste de la parcela si no se dispone de ella.

No obstante, el catálogo de casas modulares que puedes encontrar en esta página ofrece un sinfín de posibilidades, que van desde viviendas funcionales a precios muy ajustados a otras mucho más grandes y selectas.

Casas modulares de madera

Las casas modulares de madera son una de las opciones más económicas para aquellos que buscan una vivienda prefabricada. Asimismo, son una excelente elección si quieres crear tu hogar en el campo o en algún sitio de montaña, ya que sus materiales y apariencia se integran muy bien en entornos naturales.

casa de madera
Foto: Madereco

Su principal ventaja es la calidez y eficiencia de la madera, ya que se trata de un material natural, totalmente sostenible y renovable que con el mantenimiento adecuado puede durar muchos años (en este otro artículo te contamos cuánto duran las casas prefabricadas).

Asimismo, este tipo de viviendas destaca por su aislamiento térmico y acústico, un aspecto a tener muy en cuenta ya que aporta una gran sensación de tranquilidad y confort a sus ocupantes. Además, la madera evita la acumulación de polvo, por lo que resulta una gran solución para familias con personas alérgicas. 
La madera es un material más económico y sostenible, pero precisa mantenimiento.
Si hablamos de presupuesto, de entrada la madera es un material más económico que el acero o el hormigón, aunque también hay modelos de casas modulares de madera con precios elevados, según el tamaño o los acabados que tenga. En nuestro catálogo puedes encontrar casas modulares construidas en este material a partir de 20.000 euros (45 metros cuadrados, una habitación y un baño).

Casas modulares de hormigón

Las casas prefabricadas de hormigón ofrecen un estilo de vivienda más moderno, basado en grandes estructuras rectangulares que pueden adaptarse a diferentes tamaños y presupuestos.

casa modular de hormigón
Foto: Mojuru Modular Buildings

El hormigón es uno de los materiales más utilizados en la construcción de casas modulares. Frente a otras materias orgánicas como puede ser la madera, el hormigón aporta una gran resistencia a los insectos, al fuego y a los impactos externos (grietas). Por lo tanto, las casas modulares de hormigón son más resistentes al paso del tiempo (tienen una vida media de 60 años) y demandan menos mantenimiento. En este sentido, son muy parecidas a una vivienda de construcción tradicional.

Otros aspectos interesantes de este material es su capacidad de aislamiento, tanto térmico como acústico, que permite un ahorro energético. En cuanto a sus ventajas constructivas, los módulos de hormigón son muy resistentes y evitan la necesidad de muros interiores, por lo que se pueden construir viviendas con más espacios abiertos.

Casas modulares de metal

Finalmente, también hay casas modulares de metal, en las que los módulos están hecho de acero galvanizado (aunque luego se introducen otros materiales como el hormigón para mejorar su aislamiento).

Entre las ventajas de las casas de metal se cuentan su elevada resistencia, su durabilidad, su ductilidad, que le permite soportar grandes deformaciones como podrían ser los terremotos, y su tenacidad, que es la capacidad de absorber grandes impactos sin que sufra la estructura.

casa modular de acero
Foto: Tekdom

Por otro lado, las casas modulares de metal son rápidas de instalar, porque los paneles de acero son ligeros y fáciles de transportar, todo lo cual se traduce en un precio mucho menor que el de una vivienda tradicional. Además, el acero ofrece un gran aislamiento acústico y térmico, algo que fomenta la eficiencia energética de estas edificaciones.

Por último, el acero tiene mil vidas, pues es reciclable un número infinito de veces. Asimismo, es un material fácil de trabajar, por lo que permite que se diseñen modelos de viviendas con más posibilidades estéticas. En cuanto a su mantenimiento, es muy sencillo.

Precios de las casas modulares

Los precios de las casas modulares dependen de su tamaño, el material empleado y los acabados. Además, conviene que recuerdes que una casa prefabricada modular tiene la ventaja de que puede modificarse después de haber sido construida. Esto significa que puedes ampliarla si la familia crece o varían tus necesidades.

Para que puedas valorar el ahorro que supone una casa modular con respecto a una de construcción tradicional, se estima que las primeras son entre un 20% y un 30% más baratas. Uno de los factores que influye en que su precio sea más económico es, precisamente, que son construidas de forma industrializada.
En términos generales, los precios de una casa prefabricada modular van desde 20.000 hasta 340.000 euros.
En nuestro catálogo puedes hacerte una idea de los precios de las viviendas estándar a la venta en España. En madera puedes encontrar casas a partir de 20.000 euros y con una superficie de unos 45-50 metros cuadrados. En cuanto al tamaño y coste máximo, dependen de tus necesidades y presupuesto: en el mercado hay casas modulares de más de 400 metros cuadrados, equipadas con todo tipo de lujos y con precios desorbitados.

En relación a los modelos que puedes encontrar en Housage, la horquilla alcanza los 340.000 euros para casas modulares de madera de 296 metros cuadrados y dos plantas o para casas modulares de hormigón de 250 metros cuadrados y también dos pisos.

No obstante, muchas casas modulares son construidas a medida del comprador, por lo que su precio final no está determinado. Para que te hagas una idea, el precio de una casa modular en estos casos puede estar entre los 1.000 y 1.500 euros/metro cuadrado según los materiales, acabados, etc.   

Dónde instalar una casa modular

Antes de hablar de dónde debe instalarse una casa modular, conviene recordar que precisamente la compra del terreno es muchas veces más cara que la de la propia casa (dependiendo de la cotización de la zona). Además, hay que hacerse cargo del estudio topográfico del terreno (entre 250 y 400 euros) y del estudio geotérmico (600-800 euros). La cimentación ronda los 200 euros por metro cuadrado y la licencia de obra varía entre los 150 y los 600 euros.

Dónde instalar una casa modular

Como regla general, cuanto más accesible y en mejor estado se encuentre el terreno, más fácil será instalar la casa y menores serán los costes. Pero junto a unas determinadas características físicas que lo hagan apto para instalar una casa prefabricada, el terreno también debe cumplir unos requisitos legales.

El más importante es que la parcela sea urbanizable y que disponga de las infraestructuras necesarias para poder conectarse a los servicios básicos. Al margen de eso, una las principales ventajas de las casas prefabricadas modulares es su flexibilidad para instalarse en entornos muy variados.

Otros factores que influyen en dónde instalar una casa modular son el precio del terreno, que por su configuración soporte bien el peso de la vivienda y no esté demasiado inclinado para no tener que construir una estructura de anclaje mayor, que tenga un buen acceso para los camiones y grúas de alto tonelaje que transportarán los módulos y harán el montaje, y que sea lo suficientemente grande como para que la edificación no la ocupe en su totalidad y guarde todas las distancias legales.

El cálculo que debes hacer es que el terreno supere al menos en un 20% la superficie ocupada por la casa modular. Finalmente, recuerda siempre que las casas prefabricadas modulares pueden ampliarse en cualquier momento, tanto hacia arriba (algunos modelos permiten añadir un piso adicional) como en superficie (nuevas habitaciones), por lo que conviene que el terreno permita esa opción.


Сasas prefabricadas por ciudad

Información de utilidad