Pisos con piscina a la venta

Pisos con piscina a la venta en cada ciudad

Listado de pisos con piscina

Ordenar según:
resultados: 5843
Castellón de la Plana, Avenida Villa Real, Habitat La Salera
111.000€
  • 90 m²
    Tamaño
  • 2
    Habitaciones
  • 2
    Baños
  • 112.05 m²
    Tamaño
  • 3
    Habitaciones
  • 2
    Baños
  • 90.74 m²
    Tamaño
  • 2
    Habitaciones
  • 2
    Baños
  • 112.45 m²
    Tamaño
  • 3
    Habitaciones
  • 2
    Baños
  • 135.35 m²
    Tamaño
  • 3
    Habitaciones
  • 2
    Baños
  • 134.35 m²
    Tamaño
  • 3
    Habitaciones
  • 2
    Baños
  • 123.34 m²
    Tamaño
  • 2
    Habitaciones
  • 2
    Baños
  • 137.7 m²
    Tamaño
  • 3
    Habitaciones
  • 2
    Baños
  • 112.1 m²
    Tamaño
  • 3
    Habitaciones
  • 2
    Baños
  • 112.69 m²
    Tamaño
  • 3
    Habitaciones
  • 2
    Baños
  • 137.49 m²
    Tamaño
  • 3
    Habitaciones
  • 2
    Baños
  • 123.81 m²
    Tamaño
  • 2
    Habitaciones
  • 2
    Baños

Actualmente, hay pocos compradores de obra nueva que no busquen un piso con piscina debido a las satisfacciones que ofrece en los meses estivales. Sin duda, es la zona comunitaria más utilizada en todas las promociones cuando aprieta el calor.

No obstante, si quieres comprar una vivienda con piscina es importante que tengas en cuenta todos los aspectos que te comentamos en este artículo.

piso con piscina

Como ya te hemos comentado, la piscina es uno de los extras que más aprecian los compradores, aunque obviamente es algo que puede influir en el precio. Sin embargo, sus ventajas compensan este incremento del precio y que tengas que pagar algo más de cuota de comunidad. 

Cómo es vivir en un piso con piscina 

Vivir en un piso con piscina es disfrutar de un espacio en el que tanto tú como tú familia podréis tomar el sol y bañaros durante los meses más calurosos. Sin duda, la principal ventaja de este tipo de inmueble es que no tienes que desplazarte a otra instalación para refrescarte: solo tienes que coger tu toalla y bajar a la piscina de tu urbanización para darte un chapuzón. 

Este hecho es valorado especialmente por las familias con hijos pequeños, ya que son los que más tiempo pasan en el agua. Además, como las piscinas comunitarias están obligadas a contar con un socorrista mientras están abiertas, tendrás la tranquilidad de que los niños, y también los mayores, serán atendidos rápidamente si ocurre algún percance.

Otra ventaja que tiene un piso con piscina es que la mayoría de complejos residenciales disponen de distintos vasos para niños y para adultos, lo que aumenta la tranquilidad y seguridad a la hora de dejar a los más pequeños bañarse solos, porque no hay riesgo de que se ahoguen (aunque siempre deben tener la supervisión de un adulto). La existencia de diferentes piscinas contribuye también a la higiene. 

Al margen de dar la opción de bañarse y leer tomando el fresco, la piscina fomenta las relaciones con el resto de los vecinos, ya que es un espacio en el que se está relajado y se pasa muchas horas en verano. Asimismo, ayuda a tener una vida más saludable: puedes hacer ejercicio nadando e incluso en ocasiones practicar otras actividades como aquagym (en algunas urbanizaciones se organizan clases para los residentes o cursillos de natación para niños). Así, conseguirás estar en forma sin salir de la urbanización. 

piso con piscina promoción carabanchel

A diferencia de una casa con piscina, donde es tu responsabilidad encargarte de su cuidado y mantenimiento, en las urbanizaciones con piscina comunitaria no tienes que preocuparte de nada relacionado con ella: cloración, nivel de PH, limpieza, averías... La comunidad contratará a una empresa encargada de que el agua esté en perfectas condiciones. Tampoco es asunto tuyo su cuidado y mantenimiento durante los meses de invierno, cuando esté cerrada.  

Desde el punto de vista económico, comprar un piso con piscina tiene su recompensa, porque es un valor añadido del inmueble de cara a una posterior venta. En el caso de adquirirlo como inversión, también obtendrás una mayor rentabilidad con el alquiler, porque puedes pedir una renta más alta.

El único hándicap de una piscina comunitaria es que debes respetar las normas de funcionamiento que establezca la comunidad: horarios de acceso, permiso de entrada de personas ajenas a la urbanización, prohibición de usar determinados elementos (colchonetas, etc.)... Generalmente podrás invitar a familiares o amigos, pero con alguna limitación en cuanto al número. Otro inconveniente es que tienes menos intimidad que si la piscina fuera de tu propiedad, algo que solo suele ser posible en el caso de viviendas más caras (chalets adosados, independientes y exclusivísimos áticos). No obstante, y a pesar de estos pequeños inconvenientes, vivir en un piso con piscina es todo un privilegio

Consejos para comprar un piso con piscina

Si has decidido comprar un piso con piscina, estos consejos pueden ayudarte en la decisión: 
  • La oferta es mayor en las ciudades donde hace más calor. Las promociones de pisos con piscina son más abundantes en las ciudades donde se alcanzan las mayores temperaturas durante el verano, mientras que en las zonas frías no son tan habituales. Como consecuencia de existir una oferta mayor, el precio de las viviendas no se incrementa tanto por tener este extra.  
  • Dos mejor que una. Si existen vasos diferentes para niños y adultos es más cómodo, seguro e higiénico, porque cada grupo puede disfrutar de forma diferente: los niños jugando y los mayores nadando. Si además hay otra piscina cubierta y climatizada para el invierno, las ventajas se multiplican. 
  • Vigila los gastos de comunidad. Los pisos con piscina comunitaria tienen una cuota de comunidad más alta para sufragar los gastos de mantenimiento y del socorrista. En este caso, cuantos más vasos existan en la urbanización, mayores serán los costes. Eso sí, se compensarán si hay muchos vecinos. Por tanto, en la elección debes valorar si prefieres menos vecinos para disfrutar de la piscina con mayor privacidad o, por el contrario, quieres tener menos gastos aunque haya más vecinos.
  • Elige una vivienda que no esté cerca de la piscina. Debes tener en cuenta que las viviendas más cercanas a la zona de baño son las que soportan más el ruido producido por los vecinos bañándose, lo que puede ser molesto cuando estás descansando. 
  • Pon atención al tamaño de la piscina. Es importante que valores el tamaño del vaso en relación con el número de vecinos y si existen zonas acondicionadas para tomar el sol. 
  • Tener piscina revaloriza la vivienda. En las segundas residencias situadas en zonas costeras, la revalorización que se consigue es de entre un 10-15%. Si la vivienda está en el interior, la piscina puede aumentar su precio hasta un 30%
Comprar un piso con piscina es una decisión que deberías valorar seriamente para pasar de forma mucho más amena los meses de verano. Además, el hecho de contar con una piscina en tu misma urbanización hará que esté accesible en cualquier momento (por ejemplo, cuando llegas del trabajo) y que no tengas que desplazarte a otro sitio para darte un chapuzón.