10 consejos prácticos para elegir tu préstamo hipotecario

Índice
  1. El nivel de endeudamiento como punto de partida
  2. Tipo fijo o variable, Euríbor… o Euríbor
  3. Novedades legislativas
  4. Casos concretos: amortizaciones parciales e impagos
persona entregando llave de una casa

La Asociación Hipotecaria Española (AHE) en asociación con la web Finanzas para Todos del Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) han elaborado un catálogo con 10 consejos prácticos para elegir tu préstamo hipotecario.

El primer consejo que facilitan es que nadie te sustituya en el proceso de decisión porque la responsabilidad hipotecaria y personal por la operación son única y exclusivamente tuyas, hasta que termines de pagar el préstamo. Esto es, que tomes la decisión tu porque el que queda atado por la deuda hipotecaria eres tú.

En estos momentos, hay dos aspectos en los que poner especial atención. Los tipos de interés están al nivel más bajo de su historia, por lo que las revisiones tarde o temprano serán al alza. Además, la nueva Ley Hipotecaria ha aclarado algunos aspectos y ha aumentado el peso del notario como intérprete del contrato hipotecario. En paralelo, conviene que sepas que hay dudas sobre la transparencia de la referencia hipotecaria del IRPH, por lo que conviene buscar hipotecas referenciadas al Euríbor. 

El nivel de endeudamiento como punto de partida

1. Deudas, las justas

2. Capacidad de endeudamiento

3. Productos que entiendas

4. No más plazo de amortización del imprescindible

No te endeudes innecesariamente. Valora tranquilamente el importe que necesitas para comprar la vivienda y trata de ajustarlo al mínimo posible. Cuanto menos capital solicites, menores serán los costes y más corta será la amortización del préstamo. Estudia bien cuánto debes tener ahorrado antes de pedir una hipoteca y cuáles son los gastos de formalización de un préstamo hipotecario.

Compara varias ofertas de préstamos hipotecarios antes de decidirte por uno concreto

Valora tu capacidad de pago de la cuota mensual. O, lo que es lo mismo, piensa en tu día a día, en lo que puedes dedicar a deudas y lo que necesitas para vivir. Para estimar hasta dónde puedes llegar con la mensualidad, no dediques más de un tercio de tus ingresos mensuales netos al pago de la cuota. En resumen, valora bien qué piso te puedes comprar con tu sueldo

No hagas experimentos con productos financieros que te ‘prometan’ pagar menos. Las hipotecas que tienen amortización de capital de una sola vez a su vencimiento o con un plazo de carencia de amortización en los que solo se pagan cuotas periódicas por intereses no son la mejor opción. Pueden ayudar puntualmente en situaciones de insolvencia temporal, pero probablemente podrían no ajustarse a tu capacidad futura de pago.

Si te vas a comprometer con una deuda importante y durante un plazo importante en tu vida, no experimentes o especules con tus ahorros y busca la opción más sencilla.

Busca también la combinación más adecuada entre el tipo de interés y el plazo de devolución para que la cuota de amortización se adapte a bien tus posibilidades. La clave es que alargar el plazo más de lo necesario supone pagar intereses más años y reducirlo en exceso puede llegar a implicar una cuota demasiado pesada. Si tus opciones financieras pasan por hipotecarte a más de treinta años, deberías plantearte un alquiler.

Pareja con hipoteca

Tipo fijo o variable, Euríbor… o Euríbor

5. Tipo fijo o variable

6. Cobras en euros; hipoteca en euros

Estudia bien el tipo de interés que quieres para tu préstamo hipotecario. Los tipos fijos son más altos que los variables, pero incorporan la tranquilidad de no verse afectados por el movimiento de los tipos de interés y siempre pagarás lo mismo. Sin embargo, hoy por hoy las hipotecas variables son más rentables que las fijas

Hay una posibilidad intermedia que conviene valorar. Una hipoteca de tipo mixto. Esto es, una hipoteca a tipo variable que incorpora un primer tramo de tipo fijo, que puede ser de 3, 5 o hasta más de diez años. En la situación actual con los tipos de interés en su mínimo histórico es imprescindible calcular la capacidad de endeudamiento en un escenario de tipos al alza.

Valora cuidadosamente el riesgo de endeudarte en una divisa distinta al euro. No conviene asumir el riesgo del tipo de cambio, aunque fuera del euro todavía pueda haber tipos de interés más bajos o con perspectivas de seguir bajos más tiempo. Olvídate de las hipotecas multi divisa. Su índice de referencia también va a cambiar en unos meses y son muy complicadas.

Novedades legislativas

7. Euríbor sí o sí

8. Confía en el notario

Aunque la nueva ley hipotecaria y lo del IRPH han aclarado bastante la situación para el ahorrador, el consejo a la hora de elegir el índice de referencia para el préstamo hipotecario es el de optar siempre por los índices oficiales que son elaborados y publicados por el Banco de España (Euríbor).

También con la nueva Ley Hipotecaria el peso del notario como figura independiente que informa al usuario del contrato que firma con la entidad financiera facilita las cosas, no dejes de informarte bien por tu cuenta, lee y compara todos los documentos contractuales (fichas legales) y la proforma de la escritura en la notaría antes de la firma. Y, en todo caso, no firmes nada que no entiendas.

Casos concretos: amortizaciones parciales e impagos

9. Amortizaciones parciales y comisiones

10. Ante la posibilidad de retrasos o impagos, al banco

Hay que conocer bien el funcionamiento de las amortizaciones parciales y las comisiones que soporta el préstamo por este motivo. La entidad financiera puede cobrarte en concepto de compensación por desistimiento una cantidad pactada previamente y recogida en el FEIN (ficha europea de información normalizada) en base a unos máximos legales. En caso de contratar una hipoteca a tipo fijo o mixto también podrá cobrarte una compensación por riesgo de interés.

En caso de retrasos o impagos, no lo escondas y busca una solución con tu banco

Por último, en el caso de tener dificultades temporales o permanentes que te impidan hacer frente al pago de tu préstamo, acude sin demora a la sucursal bancaria y pon esta situación en conocimiento de tu gestor. Él te ayudará a encontrar una solución adecuada y personalizada y te informará sobre las medidas especiales de protección de los deudores.

Aquí te hemos dejado 10 consejos prácticos para elegir tu préstamo hipotecario. Sin embargo, que te tomes el tiempo necesario para entender lo que firmas y en qué condiciones lo haces y estudies más de una oferta hipotecaria son dos consejos adicionales que te vendrán muy bien.


¿Qué es mejor: elegir antes el piso o la hipoteca?
Artículo anterior
¿Cuánto tiempo tarda el banco en conceder una hipoteca?
Artículo siguiente

Artículos relacionados

Requisitos y documentos necesarios para obtener una hipoteca
Estos son los requisitos que debes cumplir y los documentos que debes presentar para que te concedan una hipoteca. Sin ellos, obtener un crédito...
13 Jan
¿Cuánto tiempo tarda el banco en conceder una hipoteca?
¿Quieres saber cuánto tiempo tarda el banco en conceder una hipoteca? De media, las entidades financieras tardan entre diez y quince días en...
3 Jan
¿Qué es mejor: elegir antes el piso o la hipoteca?
¿Qué es mejor: elegir antes el piso que te gusta o pedir la hipoteca que necesitas para pagarlo? Aquí tienes las ventajas e inconvenien...
23 Dec